CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

sábado, diciembre 05, 2009

La repartija de naipes (no otra latosa charla de política)

oponenteNo es simple volver a escribir, luego de tanto tiempo.  La próxima semana se vienen las elecciones en Chile y estoy inscrito. Tengo que votar.

Sé que el tema político está súper manoseado, los medios nos bombardean con las últimas actividades de todos los candidatos, tenemos una franja graciosa, etc...

Descuide, no entraré en esos análisis latosos sobre política, no entraré a detallar como los candidatos se pelean entre sí por su publicidad, estampando denuncias y movilizando a carabineros en sandeces tan pequeñas como sus putos panfletos (que harto mal le hacen al paisaje, y por lo cuál, admiramos la campaña ciudadana de disorder). Tampoco hablaré de la avanzada agenda valórica de algunos.

Hablaré de lo que, para mí, es la esencia de la política y que genera tanta desmotivación.  Creo que represento a la mayoría de las personas si digo que la política es una verdadera repartija de naipes. Los sospechosos de siempre se juntan en  sucuchos sucios y lóbregos (comandos), a la misma hora de siempre (la hora de las elecciones), toman sus cartas y hacen las apuestas (las encuestas oráculos), el humo de sus cigarros enturbia el ambiente que se torna irrespirable (los medios de comunicación), cuando tienen seguridad de tener una buena mano, empiezan a poner una gran cantidad de fichas, apostando a que serán los ganadores (gastos de las campañas electorales), finalmente el que gana (presidente) acapara todo. Lo ganado lo reparte entre los suyos, y así al que le gusta la economía está asegurado en Hacienda, los ingenieros en construcción para OOPP, la banca para los Shylock, y así sucesivamente. La ganancia de lo apostado se reparte entre los demás villanos.

Citando a Huneeus, ¿qué es la política en Chile? “Plata segura y constante. Dietas parlamentarias, sobornos, sueldos y sobresueldos, puestos para vegetar en la burocracia, jubilaciones y montepíos, limusinas y banquetes, comisiones por ventas de armas, becas, embajadas, apropiación de empresas públicas, viajes, proyectos, asesorías y saqueos de fondos sean para el deporte, los ferrocarriles o los indígenas. Da igual, es plata”.

Como diría Solón, allá por el siglo VII a.c., “nuestro Estado no perecerá por sí mismo, ni por designios de los dioses. Son nuestros propios ciudadanos corrompidos por coimas, es el abuso y arrogancia de nuestros líderes, es nuestro desapego a la justicia, lo que engendra la revolución y toda su ruina y decadencia.”

2 sindicalistas furiosos:

NAIS NOSTREET dijo...

No me sé las cifras exactas pero el porcentaje que hay de reeleción tanto en la cámara de Diputados como en la de Senadores es superior al 60%, lo que avala la existencia de una verdadera elite política, esto sin contar con las personas que se pasean por distintos cargos públicos, por ejemplo Carolina Tohá, hoy renunció al Ministerio que tenía a cargo para asumir la jefatura del comando de Frei, con lo cual probablemente asuma un cargo de relevancia en el próximo gobierno de éste si es que no se repite el mismo ministerio al que renunció hoy. Antes ya había renunciado a su cargo como diputada, y así suma y sigue,... mejor no nombrar a otros personajes que llevan más tiempo en la política que ó se quedan pegados en un cargo o se dan el lujo de pasearse de aquí pa' allá en el sistema público...
Y la gente común y corriente sigue quejándose, y sigue votando por las mismas coaliciones que poco y nada cambian a sus personajes, cosa que al final y al cabo lo mismo dá.

Saludos Grillo Politicus

Pepe Grillo dijo...

Hola estimado ojo

Tal como tú dices, ya empelota un poco el paseo que se dan entre distintos cargos los mismos de siempre. La repartija cochina me desagrada.

Claramente, para mi, la derecha no es la panacea, ambos, tanto Frei como Piñera se parecen en un gran número de cosas. Yo vote nulo, ninguno me representaba cabalmente. En un ppio Arrate me prendió, pero me dejó de seducir cuando planteó el tema del pacto.

En fin, las conversas políticas son incesantes ajajaajja

Saludos querido Ojito