CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, septiembre 02, 2010

Si es chileno, no puedes, sino DEBES ESCUCHARLO.

Nunca en mi vida pensé ver en un mismo bando a  escudonuevo Quilapayún, Los Prisioneros y los Huasos Quincheros, por decir algo. Para que te hagas una idea, es como que se sienten a tomar tecito en una misma mesa Lord Voldemort y Harry Potter, o que Gárgamel y Los Pitufos hagan una pijama party. Así de fuerte.

Pero pasó. Resulta que la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley- impulsado por diputados UDI (derecha chilena) - que exige un mínimo del 20% de música chilena en la programación radial. No sólo eso, el proyecto establece que el 5% de la música que se difunda por las radios no sólo debe ser chilena, sino folclórica.

Ya ok, esto no pinta nada bien.

1.- Esta iniciativa está liderada bajo la consigna: lo chileno es bueno, lo cual considero que es un error horrible. NO POR SERHardcorito-Kneza CHILENO ES BUENO, cuando se dice que LO CHILENO ES BUENO, se mete en ese mismo saco a artistas tan dispares como Congreso o Los Jaivas con Hardcorito & Kneza o Karen Paola. Por lo mismo decir que la música por ser chilena es buena es una FALACIA DEL PORTE DE LA MURALLA CHINA. Soy un convencido de que la música NO TIENE BANDERAS.  No tiene sentido. La música, arte de las musas, nunca tuvo una mordaza o una bandera sobre sí, se expresa libremente en los idiomas que desee. Si a ti te gusta un tema de música, te gusta por una serie de razones: por cómo te hace sentir, por los recuerdos que te evoca, etc, pero no por el país de esa música. No creo que alguien se levante un día y diga: “Hoy escucharé música iraní, porque es el día de la música iraní”. Eso es ridículo.  Sobretodo, cuando leemos el comentario del desatinado ex guitarrista de Los Prisioneros, Claudio Narea, quien dice que el porcentaje debiese ser de 50%. Curioso, por decirlo menos, de quien solía cantar: “no necesitamos banderas”.

2.- Interviene en la libertad editorial que tienen las radios. ¿No suena un poco autoritario que se imponga lo que “se debe” escuchar en las radios? Suena como si se tratase de una propaganda de la Rusia estalinista. Quizás para la mayoría de las personas no sea tan grave, si no te gusta algo, simplemente apagas la radio, además hoy tenemos internet, etc. Pero ¿qué sucede con aquella persona que no tiene esa posibilidad de acceso? Jodió.

3.- De aprobarse el proyecto, se tocaría música chilena en las radios. Cada vez que la radio toca un artista, nacional o extranjero, tiene que pagar canon ($). Pero ese canon no va al artista directamente. Generalmente, los artistas son representados por entidades de gestión colectiva, como la SCD, que es la entidad  a la cuál se le paga el canon. Cómo se Logo SCD Slogan (color) hace la repartija dentro de la SCD es otro de los grandes misterios de la humanidad.

4.- Si de verdad se quiere incentivar la música chilena. Nuestros honorables políticos están pecando de una ignorancia grosera.  Si se quiere fomentar la música chilena, yo me pregunto ¿qué clase de música chilena? No escucho mucho en la radio a Manuel García, Javiera Mena, Fernando Milagros, Mecánica Popular, Chinoy, Los Mil Jinetes, etc.  Hoy día muchos músicos chilenos se dan a conocer a través de Internet, pues entienden que más que un enemigo, es una herramienta más al servicio. Un proyecto de ley, como el que se pretende impulsar, sólo beneficiaría el bolsillo de la  SCD (y en particular a los músicos que tienen mayor voto y peso ahí, que coincidentemente son los músicos más consagrados, aquellos que no recurren a Internet como herramienta a su servicio y que han visto mermados sus ingresos).

4 sindicalistas furiosos:

Claudio Gutiérrez dijo...

Estimado Pepe Grillo,

1) ¿En qué parte del proyecto de Ley leíste la consigna "lo chileno es bueno"? Hasta ahora no le he escuchado a nadie de los que defienden el proyecto de Ley ese argumento. El proyecto se sustenta en que las radios utilizan un "bien nacional de uso público" de propiedad de todos los chilenos y que es concesionado gratuitamente a las radios por el Estado. Por ello, el Estado puede regular su uso en función del bien común.

2) El proyecto de Ley aprobado NO establece el 5% de música folklórica. Sería prudente que chequearas la información antes de hacer afirmaciones erróneas.

3) En muchos otros países existen leyes similares. El 20% que se pide en Chile es uno de los porcentajes más bajos si se compara con los porcentajes de otros países. Hasta el 50% es constitucional.

4) Las personas a las que no le guste lo que suena en una radio, pueden cambiarse de emisora. Tal como se hace hoy día. Nadie obliga a nadie a apagar la radio e ir a internet.

5) No se impone lo que "se deber" escuchar en las radios. Se fija un porcentaje mínimo que las radios deben "programar" de música chilena. La gente seguirá tan libre, como hasta hoy, de escuchar o no tal o cual radio.

6) Los músicos se inscriben libremente en la SCD. Nadie los obliga. Y una vez que son socios, la SCD les explica el sistema de distribución de derechos de autor. El "Canon" existe en España y lo cobra la SGAE.

7) Justamente y tal como tú lo afirmas no se escucha "mucho en la radio a Manuel García, Javiera Mena, Fernando Milagros, Mecánica Popular, Chinoy, Los Mil Jinetes, etc." ¿Por qué no se escuchan? ¿Por mala calidad? Esta ley pretende que esos músicos, y muchos otros más, tengan un acceso a las radios que el día de hoy les está negado.

pame dijo...

en vez de ponerse a obligar a poner cosas chilenas en la radio deberian legislar pa que den programas wenos en la tele y dejen de llenarle de caca la cabeza de la gente....

Anónimo dijo...

sabias tù que en francia las radios deben emitir un minimo del 40% de musica nacional? yo encuentro que està bueno y al que no le gusta, muy simple, que cambie de radio. it's up to you

Pepe Grillo dijo...

Claudio, antetodo, gracias por comentar =)

Pero te explicaré mi visión en puntos, tal como tú lo hiciste.

1).- Primero, no me respondiste ¿por qué la música chilena tiene que ser escuchada por el sólo hecho de ser chilena? ¿Hay que proteger a los autores chilenos por el sólo hecho de ser chilenos? Como dijo Carlos Peña, ¿por qué no se hace lo mismo con los libros escritos por autores chilenos, las obras de teatro escritas, las obras audiovisuales chilenas? E insisto, haciendo eco de lo que expresó Peña cuando se refirió a lo que subyace tras el proyecto, “la idea de que la música chilena tiene un valor especial que merece ser protegido, un valor que, en cambio, no tendrían ni los zapatos ni las mesas ni los fármacos fabricados por chilenos”, es absurda.

2).- Segundo, la idea que esta norma fomentaría la identidad nacional. ¿Qué clase de ridiculez es esa? “¿Acaso los chilenos de veras serían los que, en vez de escuchar rock, van al trabajo tarareando cuecas y los que en vez de oír blues se consuelan de los malos momentos murmurando tonadas?” (Peña).

3).- En tu respuesta, en el primer punto, tu aludes que el Estado puede regular su uso en función del bien común. ¿Bien común de quién? ¿La sociedad que escucha más música chilena? ¿El bien común de los músicos chilenos que se escucharán en la radio?

4).- Sobre el último punto anterior. Las radios SON EMPRESAS, con fines de lucro, lo que escucharás en la radio no es una variedad “mayor” de músicos chilenos. Escucharás los músicos chilenos que venden más (Ámerico, La Noche, Luis Jara, Myriam Hernández, Los 3, etc…). Lisa y llanamente eso. Por lo mismo, no veo cómo esta ley efectivamente servirá “para promover la música chilena”, sino “cierto tipo de música chilena” (la que venda más, la más consagrada, no la que sea independiente o alejada del mainstream). Haciendo eco, de lo expresado por Claudio Ruiz, “Una ley como esta acrecentará la diferencia entre los que ganan más y los que ganan menos dentro de la precaria industria musical chilena”.

5).- Adscribo a lo señalado por Claudio Ruiz. “Al día de hoy, el disco Boo-Boo del músico electrónico Francisco Pinto (Pueblo Nuevo, 2008) ha sido descargado más de 80.000 veces. ¿Cuántas veces necesitó Pinto ser tocado en las radios para dejar en ridículo el «disco de oro digital» que recibió Lucybell por sus 8.000 descargas? Hoy, buena parte de la historia musical de mitad de siglo XX en Chile se encuentra sin editar, música cuyos derechos están, en muchos casos, en manos de oscuros productores gracias a contratos que hoy nos harían sonrojar. ¿Y si quizás el problema no es la distribución radial sino el acceso a esas obras?”

6).- Sobre el 5%, lo dice El Mostrador (http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2010/09/01/proyecto-de-ley-que-fija-cuotas-de-musica-nacional-en-radios-causa-polemica/) y lo reitera Peña (http://diario.elmercurio.cl/2010/09/05/reportajes/opinion/noticias/7d675134-75bd-4b7a-a7ec-88b4853e4a32.htm). Cualquier objeción, a ellos.

7).- Me parece perfecto que en otros países existan esas medidas. China contempla penas privativas de libertad para aquellos que escriben en blogs cosas que difieren del pensamiento del régimen, otros países contemplan penas descomunales para las personas que descargan canciones de Internet, etc… ¿por qué esos países contemplen esas medidas, vamos a replicar dichas prácticas en nuestra normativa? Que otro país lo haga no me parece suficiente argumento.

8).- Vuelvo a insistir. No sé cómo músicos independientes se beneficiarán de esta ley, cuando claramente los beneficiados serán los artistas conocidos y más comerciales.

Saludos