CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

martes, diciembre 23, 2008

Del desamor como motor de inspiración II: La Música.

En el plano musical, al igual que en el literario, sé que hay miles de casos notables. Pero solo me centraré en algunos.

Quizás el ejemplo que más me atrae es el disco “Blood On Tracks” (1974) de Bob Dylan. Número 16 dentro de los 500 Mejores Discos de la Historia, según la Rolling Stones. Este excelso y soberbio álbum, saca de las entrañas de Dylan el dolor que le significa separarse de su amada Sara. El divorcio de la pareja, tiene un diálogo silencioso y crudo en cada tema a lo largo del disco. Esa silente congoja se aprecia con el primer tema “Tangled Up in Blue” que nos cuenta una historia de amor enfrentada a las más diversas dificultades, que finalmente fracasa, pero deja una huella indeleble en él.

Luego, Dylan nos introduce en un ambiente un tanto más intimo, tierno quizás, con la increíble “Simple Twist of Fate”. El nombre lo dice todo “Un simple vuelco del destino”, es simplemente el final de un bello romance, incomprensible para uno de los amantes, incomprensión que se traduce en lo que dice el interlocutor al final: “cúlpenlo a un simple vuelco del destino”.

El disco transcurre, y así llegamos a esta pieza bonita y melancólica “You´re A Big Girl Now”. Con cierta tristeza –que recorre todo el disco- Bob hace una evaluación de la mujer que amó: ella ha crecido, maduró, es una “chica grande ahora”, y lo ha dejado atrás, lo ha olvidado. Sin embargo, no se resigna a ese infame destino, y jura “que puede cambiar”.

Este diálogo del que hablamos al comienzo prosigue, y en “Idiot Wind” este apacible sentimiento de pena se disipa, y da rienda suelta a su rabia hacia Sara, pero pese a ello, Bob termina asumiendo en parte la culpa de aquel “viendo idiota” que los arrastra y termina separándolos.

Después, Dylan desnuda su alma y confiesa -tras esa borrasca de Idiot Wind- que lo hará solitario cuando ella se vaya, con la sincera “You’re Gonna Make Me Lonesome, When You’re go”. Luego, tenemos el grito desconsolado de “Meet Me In The Morning”.

Posteriormente, tenemos el cuento western mezcla de Alicia en el País de las Maravillas, de "Lily, Rosemary and The Jack Of Hearts", que nos cuenta una alocada historia llena de corazones rotos.

Luego de surcar las esferas de los ritmos más movidos, Bob nuevamente se sume en el parsimonioso desconsuelo y melancolía, del tipo “Si la ves por ahí, salúdala por mí” con "If You See Her Say Hello". Evidentemente no puede olvidarla, ni sacársela de su mente, con frases como “Dile por mi/ que estoy bien/ aunque las cosas se han puesto un poco lentas/ ella puede pensar que la he olvidado/ no le digas que no es así”. O con versos como “Y aunque nuestra separación/ me rompe el corazón/ ella aún vive dentro de mi/ nunca nos hemos separado”. O como olvidar palabras tan francas como "Nunca me acostumbré a ello/ tan sólo he aprendido a desconectarlo. O soy demasiado sensible/ o me estoy volviendo blando. En el anochecer/ a plena luna/ reproduzco el pasado. Me sé todas las escenas de memoria/ sucedieron tan deprisa. Si ella pasa por aquí/ yo no soy tan difícil de encontrar. Dile que me puede visitar/ si es que tiene tiempo".

Antes de culminar, tenemos la hermosa "Shelter From The Storm", en que Dylan da cuenta del rol que jugó en el mundo de su Sara, y el tema es realmente un acto de gratitud hacia aquella mujer que amó locamente, porque Dylan le dio el “abrigo que necesitaba de la tormenta” a Sara, cuando toda la tormenta arreciaba alrededor de su mundo.

Si ustedes se percatan, el disco es realmente triste. Habla de los dolores del corazón, esos que no se sanan con cirugías, ni con remedios y que dejan a veces cicatrices incurables. Es por ello, que el mismísimo Dylan quizás impresionado por el masoquismo de sus fans, se preguntaba cómo alguien iba a disfrutar escuchando ese disco. Personalmente, lo considero uno de los mejores de Dylan (Espero que tú que lees con curiosidad este artículo lo bajes, quizás cada canción te hable un poco, lo que yo alguna vez callé).

Quizás uno de los múltiples discípulos de Bob Dylan, según ciertos especialistas, sería Beck. El siempre genial Beck Hansen, sacó un disco muy en la línea del comentado anteriormente. El “Sea Change” (2002) es un registro oscuro y confesional, alejado de sus trabajos como el reconocido “O-De-Lay” o el “Mellow Gold”. La razón obedece también a una ruptura sentimental, con su novia de toda la vida y esposa durante 9 años. Y es que la música es realmente un canalizador de sentimientos, una forma de decantar aquello guardado. Y eso, bien lo sabe Beck. Resulta ser un disco buenísimo, pero triste. Es como para escuchar en esos momentos de introspección, de silencio, de reflexión. Quizás llamen la atención temas como el single “Lost Cause”, que nos muestra a un Beck cansado de las peleas y las discusiones, pues considera –asumiendo la culpa- que el es un “caso perdido”. El ingenio y creatividad de Beck siempre han sido su fuerte, y en temas como Guess I’m Doing Fine” juega con la ironía "Tan sólo son mentiras las que vivo/ Tan sólo son lágrimas las que lloro/ Tan sólo eres tú a quién estoy perdiendo/ Así que supongo que estoy bien". Y se sabe que no es un prototipo de insensibilidad, y que el dolor tiene nombre y es su amada, por ella salieron lágrimas solitarias como bien dice en su tema “Lonesome Tears”. En fin, el álbum está plagado de parajes desoladores, pero gratos para escuchar en la intimidad de tu pieza, con la puerta cerrada y la complicidad de una noche quieta. Como dato anexo, quizás para que tengas una idea de lo que te depara el escuchar este disco, el colaborador principal de Beck fue Nigel Godrich, mente tras el célebre OK Computer.


En cuanto a canciones creo que mención especial se merece el despechado y posero Yastin Timberleik, quien tras su abrupta ruptura con la cada vez menos centrada Britney Spears, salió con el temazo de "Cry Me a River". Creo que el video lo dice todo. Un tipo que entra a la casa de su ex (que curiosamente se parece a Britney) rompiendo el vidrio, pasea por la casa en la que perviven muchos recuerdos, y finalmente agarra una cámara digital y con la ayuda de una chica, en esa misma cama donde compartió momentos íntimos con su ex, ahora se revuelca con otra. Despecho total. Pero la cosita le quedó gustando, y en su última producción incorpora un tema titulado "What goes around.../...Comes around", que sería algo así una especie de boomerang, es decir, lo que haces algún día se te devolverá. En el video del tema comparte cámara con la exquisita y deseable Scarlett Johanson.


Finalmente, quisiera terminar con dos canciones que reflejan magistralmente el tema de la ruptura sentimental: "Jealous Guy" de John Lennon, y "Siento Que Te Estoy Perdiendo" de Luis Eduardo Aute.

El carácter de Lennon no era fácil. Porque pese a que John y Yoko fueron una de las parejas más famosas en la escena mundial durante los 70’, ese amor extrovertido y alocado no estuvo exento de discusiones. Las relaciones humanas son complejas, y los roces no son inusuales. John y Yoko no fueron la excepción, y pese a ser una de las parejas más recordadas para la posteridad, por la trágica forma en que esa relación terminó, y por las diversas locuras que juntos hicieron, muchas veces tuvieron peleas. Después de que los Beatles se separaron, John cayó en una serie de excesos, sobre todo con el alcohol, lo que fue deteriorando la relación con Yoko. A ello súmale el hecho de que John era excesivamente celoso, en un comienzo de su primera esposa, luego de Yoko, al punto que le hizo escribir a Yoko una lista con los hombres que se había acostado antes de conocerlo. Yoko –cansada de la destructiva situación- deja a Lennon. Es en ese momento, en que éste logra percatarse de los extremos a los que había llegado (tanto con el alcohol y sus celos) y que lo habían privado de la persona que amaba. Es de esa forma que decide escribir una canción que se transforme en una disculpa pública, y así nace “Chile Of Nature” que se transformará posteriormente en “Jealous Guy”. Y así en la canción se manda versos como “Empecé a perder control/ nunca quise herirte/ disculpa si te hice llorar/ nunca quise herirte/ soy solo un chico celoso”. Luego, abre su corazón y se sincera “me sentía inseguro/ que tu puedas no amarme más/ estaba temblando por dentro”.

Por último, “Siento que te estoy perdiendo” del genialísimo Luis Eduardo Aute (un verdadero poeta), es el fiel relato de una relación que se apaga, con una aflicción indecible por parte del hombre, quien siente impotente como sus intentos son en vano. Simplemente no se me ocurre cómo alguien puede encontrar los versos precisos para definir esa ácida sensación. El tema es auto explicativo, solo me limitaré a mostrarles algunos versos:

“Desde hace algún tiempo te siento distinta/no sé que será pero no eres la misma/ observo en tus ojos miradas/ que esquivan la mía/ cansada de tanto buscar tus pupilas/ pidiendo respuestas a cada por qué/ pero adivino en ti/ algo que empieza a huir…”

“Y con monosílabos adormecidos/ pretendes decir que dialogas conmigo/ tus gestos son más elocuentes/ al menos son signos/ de tu indeferencia por todo lo mío/ y más si mi afán es hacerte feliz/ ¿Qué fue lo que pasó?/ ¿Dónde estuvo el error que no pude impedir?...”

“Mis labios no encuentran tu beso oportuno/ ni encuentra mi cuerpo en tu cuerpo refugio/ tan solo pasivo abandono/ distante desnudo/ que entregas como algo que no fuera tuyo/ dejándote hacer en ausente actitud/ que mortal desazón/ es hacerte el amor/ cuando ya no eres tú/ no quisiera saber cuando sueles llorar/ en que brazos estás…

4 sindicalistas furiosos:

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás (y de paso si querés intercambiamos enlaces).

Mi blog, principalmente sobre música, lo podés encontrar acá:

Soy del Montón

Un abrazo.

El Undu dijo...

Wen articulo carnicero brutal, pero tengo una correción con respecto a lo de beck. En lost cause no es beck quien se asume como una causa perdida sino que el le dice a su ex:" Baby you're lost
Baby you're lost
Baby you're a lost cause".....; o sea ella es la causa perdida. Tampoco estoy seguro (aqui tendria que wikipediar o googlear para no equivocarme) si el disco esta dedicado a su ex esposa o a winona ryder (su ex novia), sino me equivoco en esta epoca beck habia terminado con winona, esto toma mas fuerza cuando se aplica a ella la cancion, claramente es muy linda pero la mina es un desastre, por lo mismo es una "lost cause" y a titulo personal me da la impresion por la letra que el propio beck la pateo aun estando enamorado por lo catastrofica q es la socia (drogas, hurtos, etc)

Saludos.

El Undu de nuevo dijo...

Y ahora me convenzo mas después de releer la letra...... im tired o fighting,(cansado de luchar), baby youre a lost cause (nena eres una causa perdida), o sea cansado de luchar por una mina que es una causa perdida.... ¿Winona ryder?

Pepe Grillo dijo...

Mira Undu, yo realmente había wikipediado y googleado, y en todas las partes salía que era la ex esposa, la mina con la que estuvo varios años.

http://www.sysvisions.com/feedback-zine/criticas/c_becksea.html

http://www.rollingstone.com/reviews/album/165933/review/6067359/seachange

Hablan de su pareja de hace tiempo, intuyo que es la novia que comento en el artículo. Pero, reconozco que tu cachai más que yo de Beck. Aunque no mas que google.

Luego, respecto al tema de las lyrics. Creo que Beck asume un sentimiento de culpa o algo similar.
De hecho, hay links que lo corroboran:

http://www.lyricsfreak.com/b/beck/lost+cause_20015364.html

http://www.asklyrics.com/display/Beck/Lost_Cause_Lyrics/63508.htm

http://www.stlyrics.com/lyrics/alongcamepolly/lostcause.htm

http://www.lyricsfire.com/viewlyrics/Beck/Lost-Cause-lyrics.htm

Pero te cedo crédito, la mayoria de las lyrics hablan de que ella es el caso pérdido. Y claro, tiene eco tratándose de que fuese Winona,sobre todo por los versos. Pero, en ninguna parte en internet habla de winona, sí en muchas hablan de la ex con la que duraron 9 años. Me hace más eco, el hecho de que Beck hizo todo un álbum por alguien con quien vivió 9 años, que por su pareja transitoria que era Winona.

Y claro, Winona puede ser una causa perdida. Pero de la letra, intuyo una vida de pareja como establecida con tiempo. Hay una parte en la que dice que al nuevo lugar al que irá, nunca ha estado, no habrá nadie riendo tras tuyo, ni nadie parado en la puerta...me da la impresión que habla de recuerdos de una pareja que vivió junta, etc.

Realmente creo que es a la ex esposa, aunque tu teoría no deja de ser interesante.

Saludos