CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

martes, octubre 03, 2006


Chile ¿o el asilo contra la incoherencia?

Episodio I.


No me malinterpreten, estoy orgulloso de haber nacido en Chile. El desierto más árido del mundo es chileno, el “dueño de la luna”; chileno, el novio de “Pampita”; chileno, el cantante de “Slayer”; chileno, el gordito del “Lost”; chileno, La “nana millonaria”; chilena, “El perro que habla”; chileno, tenemos dos premios Nobel de Literatura, y la cosa sigue y sigue (ustedes conocen el comercial de la cerveza). Así mismo, en Chile se sienta a sus anchas una señora solemne, de gran altura, regordeta, que goza del benemérito de grandes autoridades, que hostiga día a día la realidad nacional, a los renuentes los doblega a su yugo, esta señorita que no conoce de modales, se llama: Incoherencia.
He aquí algunos episodios (me remitiré a nombrarlos, no pretendo desarrollarlos en profundidad, porque sería un artículo muy largo y porque pretendo que ustedes también opinen).
1.- Se nos ha dicho en reiteradas ocasiones que debemos procurar conocer nuestra realidad, tratar de recorrer nuestro país, conocer nuestras riquezas naturales, etc. Entonces, ¿Quiénes se creen estos chilenos que, año a año, apenas tiene un rato libre se van a Argentina u otro país vecino? No son tontos, se lo advierto. A estas alturas presumo que todos saben que en fechas de “descanso” los precios para viajar dentro del país suben en un 50 e incluso en un 100%. En esas circunstancias, si uno quiere viajar es evidente que viajar a otro país vecino resulta más amistoso para el bolsillo. Sin ir más lejos, para conocer la Isla de Pascua es preciso tener un dineral. Asimismo, para conocer esos hermosos, gélidos y omnipotentes parajes del Sur existen “cruceros” que ofrecen “paquetes turísticos” para vivir esa experiencia del sur, para sentirse “gente del sur”, pero para vivir esa experiencia en comunidad con la sureña naturaleza es preciso que se organicen tours, que estén más a la par con el real espíritu parsimonioso y carente de estrés (no conozco muchos sureños de corazón que dispongan de un crucero para navegar sus aguas). Así no se promueve el turismo, necesitamos precios al alcance de todos, precios más baratos, necesitamos una política que impulse el desarrollo del etnoturismo, esto es, trabajar “con” las comunidades autóctonas de cada zona y no “para” las comunidades, es decir, las comunidades locales deben tener participación del modelo turístico que se pretenda impulsar en su respectiva zona. Con el alza indiscriminada de los pasajes, resulta complicado conocer nuestro país, admirarnos con la profusión de recursos naturales que nos rodea. Mejor me voy al Valle.

1 sindicalistas furiosos:

Polly was here dijo...

aaa vuelto la ñoñez ma grande del mundoooooo (y vo) jajaja son escobas pa mi ;)
me dedicare un poco a opinar acerca del tema a discutir...
de partia si uno kiere vacacionar necsita dmasiada plata...pasaje,alojamiento,comida,comida y comida...
el año ante pasao juimos pal sur con mi family... llegamos hasta PTo Montt,pasando por Castro,Valdivia etc etc...ala empresa de mi papa le pagaba toos los gastos del viaje...eso jue weno pk no salio de nuestro bolsillo jejje
pero onda nos alojabamos en pensiones k costaba 25 lukas sin ningun lujo,onda el catre pa dormir no ma ejeje y weno mushas otras cosas...si sale carito ir al sure...jijij weno esa jue mi opinion se nota ke ando de ociosa? jeje weno k stis bem pasa por mi log...jejej
se despide tu profesora ;)
Polly^^
PD:estudia la ecuacion de la recta jajaja