CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

martes, marzo 21, 2006


Chávez, Chávez, Chávez.

El otro día veía el programa C.Q.C y realmente me sorprendió la bajeza intelectual de sus integrantes, lo fome que se habían puesto los comentarios y cómo habían perdido toda gracia con la huida de figuras como el gran "cabeza de pato con lentes" que no recuerdo como se llama. En fin, en un momento el animador anuncia con gran estrepito que viene una nota en la que un notero x le preguntaba lo que nadie se atrevió a preguntarle a Chávez, pues bien, este acéfalo notero le hace una pregunta a Chávez respecto a la ausencia de democracia en Venezuela. Supongo evidentemente que este notero no lee, porque no se ha enterado de los enormes avances en el plano social que ha impulsado este demonio Chávez y que ningún otro presidente venezolano había hecho. Una lástima para el grupito de ignorantes que ocupan nuestras pantallas y usan la tv como un medio para transmitir mensajes.
Hasta hace pocos años, los venezolanos se iban a la playa cuando había elecciones. El voto no era, ni es, obligatorio. Pero el país ha pasado de la apatía total al total entusiasmo. El torrente de electores, colas enormes esperando al sol, a pie firme, durante horas y horas, desbordó todas las estructuras previstas para la votación. El aluvión democrático hizo también dificultosa la aplicación de la prevista tecnología último modelo para evitar los fraudes, en este país donde los muertos tienen la mala costumbre de votar y donde algunos vivos votan varias veces en cada elección, quizá por culpa del mal de Parkinson.
“¡Aquí no hay libertad de expresión!”, claman con absoluta libertad de expresión las pantallas de televisión, las ondas de las radios y las páginas de los diarios.Chávez no ha cerrado ni una sola de las bocas que cotidianamente escupen insultos y mentiras. Impunemente ocurre la guerra química destinada a envenenar a la opinión pública. El único canal de televisión clausurado en Venezuela, el canal 8, no fue víctima de Chávez sino de quienes usurparon su presidencia, por un par de días, en el fugaz golpe de Estado de abril del año 2002.Y cuando Chávez volvió de la prisión, y recuperó la presidencia en andas de una inmensa multitud, los grandes medios venezolanos no se enteraron de la novedad. La televisión privada estuvo todo el día pasando películas de Tom y Jerry.Esa televisión ejemplar mereció el premio que el rey de España otorga al mejor periodismo. El rey recompensó una filmación de esos días turbulentos de abril. La filmación era una estafa. Mostraba a los salvajes chavistas disparando contra una inocente manifestación de opositores desarmados. La manifestación no existía, según se ha demostrado con pruebas irrefutables, pero se ve que este detalle no tenía importancia, porque el premio no fue retirado.

1 sindicalistas furiosos:

VickYta! dijo...

v¡Va la REvOoLucIOn BoliVaRiaNa!!
CheveRe Que CheVere, Que CheVeRe!!
wuajajajajaajaja
Gacias por tu bello cuentoOoO
que te vaya bien en tus estudios!
te espero pa tu proxima visita!
cUiDATE
Bessitos
TE QUIERO MUCHOOOoOoOoOooOo
IF YOU SAY!