CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, junio 25, 2008

George Carlin (1937-2008).





And finally he will meet the Invisible Man....

Cuando el “Hombre Invisible” envía un prototipo embriagado en rebeldía, inteligencia y humor, se puede decir que aquella especie, es una especie bendita. Nunca he escrito sobre la muerte de una celebridad porque gran parte de los famosillos no pasan de ser estrellas fugaces en la constelación humana de la vida, pero cuando tienes un tipo que dice “obscenidades” en una época en que ello estaba prohibido, que analiza al ser humano desde lo más vil y miserable, que ataca filosamente el doble estándar, y que además de ello te hace pensar y reír, es porque merece quizás algunas palabras.

George Carlin, es uno de esos renegados de la vieja escuela, que abandono el clásico look del comediante convencional de los 60, premunido de un terno, una sonrisa huevona y un peinado de idiota, por unos jeans gastados, pelo largo y barba, pero con una agudeza que ya desearía el más nesciente seudo intelectual. Porque en un mundo donde comenzaba a primar el dogma del consumismo, Carlin te exhortaba sobre el sentido de la vida en su insigne rutina “A Place For My Stuff”.

Sin embargo, Carlin no descollaría sino fuera por su famosísima “Seven Words You Can Never Say on Television”. Quizás una rutina que se convertiría en icono de la contracultura norteamericana, citada en miles de programas posteriormente, pero censurada en su época. Fue precisamente a través de esta rutina que conocí el excelso trabajo de este gran comediante, consideré francamente gracioso y agudo la forma en que Carlin abordaba el tema. Un dato sobre la susodicha rutina; la primera vez que la presentó en 1972, fue arrestado durante el Festival de Verano de Milwaukee, bajo los cargos de violación de leyes alusivas a conductas obscenas. Posteriormente, bullado sería el juicio entre la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) v/s Fundación Pacífica (Pacifica Foundation), propietaria esta última de una estación de radio, que osó dar a conocer material de la rutina de Carlin sobre la mentada “Seven Words”. La demandante perseguía la imposición de una multa por la violación que hizo Pacífica sobre las regulaciones de la FCC que prohibían la transmisión de material “obsceno”. La Supreme Court falló a favor de FCC, pero estatuyendo que el material era “indecente pero no obsceno”, y que en tal sentido podía ser transmitido siempre que se exhiba en un horario en que no sea susceptible de ser oído por niños. Efecto: incrementar la fama que ya tenía Carlin.

Luego, si bien durante los 70` y parte de los 80`s sus rutinas se caracterizaban por analizar con sarcasmo cosas cotidianas, y desmenuzar las particularidades del lenguaje, a mediados de los 80 y hasta sus últimos días su humor tomó un rumbo más crítico social, pero sin abandonar el análisis de asuntos más triviales.

Su humor crítico no tuvo piedad alguna; atacó la “American Bullshit” y su doble estándar, la obsesión enferma por la fama, el consumismo, la política unipartidista disfrazada bajo dos conglomerados políticos, la hipocresía, la crianza de los niños, las comidas rápidas, las patéticas publicaciones de autoayuda, patriotismo, tabú sexuales, y las posturas pro-vida, entre otros. En tal sentido, en más de una ocasión dijo “¿Saben por qué le llaman ‘el sueño americano’? Porque tienes que estar dormido para creerlo”. Criticó duramente a la religión con su famoso monologo del “Invisible Man”, redujo el número de Los 10 Mandamientos a 2, y declaró su culto por el “Sol”, al cual podía ver, pero aclaró que no le rezaba al Sol, sino que le rezaba a Joe Pesci, ¿por qué? “Porque es un buen actor y luce como un tipo que puede lograr que las cosas queden hechas”. O quizás ésta: “Si Dios nos hubiera creado para no masturbarnos, nos habría hecho con los brazos más cortos”.

Quizás para muchos su comportamiento era repudiable, como por ejemplo, cuando tomó temas tan delicados como las catástrofes naturales para transformarlos en parte de su monologo humorístico. Y porque el mismo señalo, que el apreciaba la vida, le gustaba vivir, para analizarnos a nosotros.

Finalmente, creo que cualquier intento por abordar a este inaprensible artista es complicado y éste ciertamente es insuficiente porque fue un rockero, un predicador, un reverendo, un renegado, un putamadre, un viejo que exhortaba no desde la moralina putrefacta, sino desde el análisis mismo del ser humano pero tomado desde una perspectiva sarcástica que muy pocos siguen haciéndolo con tanto talento.


Gracias George

"Seven Words"...


9 sindicalistas furiosos:

Vi dijo...

pero pepe...
cambiaste tu post o es idea mia??
parece que aquí lei las palabras para la esposa... o no?..

me toy volviendo loca....


de todos modos, grande george carlin y .R.I.P.

y un abrazo para ti muchachin!

Pepe Grillo dijo...

En efecto estimada, me percate a tiempo que la información que había puesto hace un tiempo era completamente errónea, me enfurecí y me convertí en Gokú, pero justo en eso quedó la cagada, pa posteriormente despertarme....


Saludos

Clau dijo...

Nooooo
Esto se está poniendo feo u.u

No tengo vacaciones, al menos no como las imaginé

Polly dijo...

Hola!! ucha keria ver el video,pero no tiene subtituloo T_T...me cuesta escushar y entender en ingles,pero escrito no me complica tanto cuec!!
por lo k lei antes se ve weno...
weno muchos cariños desde la serena jaja...aki todavia en clases T_T,pero me ha ido bem :) eso es importante jeje
saludos

Polly

pabloyer dijo...

Vengo recién a descubrir éstas líneas y sinceramente tengo que felicitarte por el buen uso del lenguaje, la correcta redacción y el certero uso de "garabatos". Sólo unos pocos detalles no lo hacen perfecto, pero nimios.

El contenido, bien guíado por las virtudes que ya reconocí, está re bueno. Es un buen homenaje, y lo digo desde mi posición de admirador de este viejo.

Genial este viejo. Otro "dead hero".

maomeno dijo...

muy bonito el articulo, la biografía que escribiste del Maestro George Carlin, ojala k mas gente lo lea.
sin embargo me dejó un gusto a: se ha muerto este gracioso anciano que renegaba con razones a la iglesia católica y a dios, pero aún así por alguna razón psicodélica no puedo de dejar de creer en el hombre invisible

Canoeheads dijo...

otro comentario acerca del articulo, ahora si sobre algo sontituyente del art�culo, para no provocar la furia de dios, es sobre el video, creo que deber�as poner videos que esten subtitulados, no todos entendemos ingl�s al escucharlo.
eso
besos

Pepe Grillo dijo...

Uy, me cagaron con el video. Subiré otro.

Pepe Grillo dijo...

Cambie el video, porque el otro lo borraron y era largo. Este sigue siendo en inglés, no está ese video en español o con subtítulos, pero resume en breve tiempo la esencia de la rutina.

Saludos